Capítulo 6

Llegué por fin a casa, tuve que haberle dicho que me llevase... andar con este sol es mortal.
-Abuela, ya estoy en casa. ¿Estás? -pregunté desde la entrada, sin atreverme entrar.
-Si, niña, estoy en la cocina.
-¿En la cocina a estas horas? -me extrañó que a las cinco de la tarde estuviera metida en la cocina.
-No, señora, ese tubo no debería de estar ahí, ya se lo dije la última vez.
Esa voz...
-Pues mi nieta no piensa lo mismo.
-Su nieta... ¿tiene el curso de fontanería?
-No.
-Pues entonces, señora, dejemelo a mí.
Entré y entonces, lo vi.
-¡Pero... tú!
-No puede ser... asi que tu eres la nieta perdida.
-¡Carlos! -corrí hacia él y le abracé.
-¡Silvi! que bien volver a verte...
Carlos y yo... nuestra historia comenzó con 6 años, en la plazoleta, ahí fue nuestro primer beso. Con 13 años volvimos a vernos, entonces, eramos un poco más grandes, con otras perspectivas, nos dimos nuestro segundo beso, aquel verano fue inolvidable.
Ahora, con 17 años, volvemos a encontrarnos, pero esta vez, para siempre.
-Pero... maldita sea, ¿cuántos años han pasado desde la última vez que nos vimos? -me preguntó emocionado.
-Pues... hará 4 o 5 años por lo menos.
-Vaya... no has cambiado nada, estás guapísima.
Me sonrió de oreja a oreja y se me olvidó todo, dónde estaba, el suelo que pisaba, el mundo entero se me vino abajo cuando su mirada bajaba desde mi cabeza a mis pies y volvía a subir la mirada con brillo en sus ojos.
-Gracias Carl, tu tampoco estás nada mal.
Y nos empezamos a reir.
-Bueno, niños, dejaros de tonterías, necesito que me arreglen las tuberías ya.
-Claro señora.
-Ehm... Carl, ¿te apetece que luego nos demos una vuelta?
-Me apetecería muchísimo darme una vuelta contigo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Capítulo 23

Capítulo 9

Capítulo 19