Capítulo 23

-¿Pero que ha pasado aquí?- La intriga de Ariadna no era tal como la que yo tenía.
Revolví la cosas de mi abuela, buscando algún indicio de saber que había pasado, pero no encontré absolutamente nada, se me estaba pasando imágenes por la cabeza y me derrumbé, me senté en la primera silla que encontré y los ojos se me llenaron de lagrimas. 
-No lo entiendo... ¿Dónde está mi abuela? ¿Qué ha pasado...?
-Tranquila, estoy segura que tu abuela estará bien, seguro que no le ha pasado nada... tranquila... -Susurraba Ariadna.
Me dio la impresión que se lo decía a si misma, convenciéndose de que no pasaba nada grave, aunque yo no estaba nada convencida, me estaba poniendo en lo peor.
Tenía que buscar a alguien...
-La última persona que la vió... -susurré.
-¿Cómo dices?
-¡Eso es! Vamos, no hay tiempo que perder. Tenemos que buscar a Carolina, ella ha sido la última persona que ha visto a mi abuela.
Corrimos calle arriba en busca de Carolina. Llegamos a su casa pero nos encontramos con que no estaba.
-Maldita sea... ¿Dónde estará?
-Es muy tarde, lo mismo está durmiendo.
-Eso es absurdo, hace tan solo un rato que la vimos con mi abuela y da la casualidad que han desaparecido las dos... Demasiada casualidad. Está pasando algo grave Ari y hay que descubrir donde esta mi abuela. Jamás me lo perdonaría si le pasa algo...
-Pues demos una vuelta haber si vemos algo, ¿vale?
-¿Dar una vuelta dónde, Ari? 
-Tengo un sitio donde podemos empezar a buscar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Capítulo 33

Capítulo 24