Capítulo 25

Debía dejar de pensar en ella... en su pelo, sus manos, su mirada... Dios, que mirada. NO. Basta ya, no puedo seguir así.
Mi encargo era otro, no esto...
-Señor, el Señor quiere verle.
Giré la cabeza para mirar al pequeño elfo.
-Gracias.
Inclinó su cabeza y salió de la estancia cerrando la puerta.
Suspiré y me dispuse a salir, pero antes le eché un último vistazo a las vistas del gran ventanal. Ojalá no estuviera metido dentro de estas cuatro paredes, si pudiera salir me ayudaría a pensar.
Salí cerrando la puerta con llave y me dirigí a las estancias del Gran Señor.
Recorrí la fortaleza con paso tranquilo, mientras observaba los cuadros de los Antiguos. Notaba sus ojos en mi nuca al pasar por ellos, como si supieran que pasaba por mi cabeza. Eso me hizo que me acordase otra vez de ella. Mierda. Para Becer, para.
Agité la cabeza como si con eso consiguiera expulsarla de mi mente.
De repente, noté como mi cuerpo se congelaba y ardía a la vez, mis pulsaciones subieron y bajaron rápido, pensé que me saldría del pecho y por un momento fugaz la sentí a ella.
Me paré, estaba frente a las puertas de la estancia del Gran Señor. Y me dispuse a entrar.
En cuanto entré y cerré la puerta, me incliné en señal de respeto.
-Becer, sabes que no hace falta que hagas eso. -Su voz retumbó por todo el cuarto.
Me levanté y le miré.
-Lo sé, pero es lo que hacen los buenos guerreros. Lo aprendí de Usted Señor.
-Eso es cierto. Por eso quiero encomendarte otra misión. A ver si esta no se estropea. -Empezó a andar en mi dirección y su mirada, oscura, me miraba con reproche. -Hablando de tu antigua misión, me tendrás que explicar como mi mejor guerrero no consiguió cumplir con sus obligaciones.
Mierda.
-Señor, la misión se complicó y no pude terminarla, pero le juro que lo haré.
-No.
Atónito, le miré con atención.
-¿Señor?
-Tu misión ha cambiado. Me acaban de informar que acaban de llegar. -Se paró frente a mí. -Y tú te vas a infiltrar.
Y aquella sensación que congelación y ardor que sentí, se volvió gélida.
-Si, padre.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Capítulo 23

Capítulo 9

Capítulo 19