Capítulo 27

No lo podía creer, ¿cómo había llegado aquí?
Sólo hay una respuesta para eso... Carolina. Esa harpía, la ha traído a la boca del lobo, aquí las van a matar y no podía permitirlo... pero tenía una misión, una misión en la que no podía fallar... aunque, la misión era infiltrarme hasta nueva orden. Tenía que pensar como llevarla de nuevo a la Tierra, lejos del peligro. Sin embargo, ella era un peligro para mí. Silvia, ¿qué podía hacer contigo?
Me quedé quieto cuando escuché a unos guardias correr por el pasillo que daba a la entrada, pero yo no iba a salir por la entrada, detrás del Gran Cuadro había un pasadizo que daba a la espalda del castillo.
Entonces, con paso firme y sin hacer ruido salí del castillo.
Era mejor así, el plan tenía que salir así, excepto mi padre nadie podía saber cual era mi nueva misión, todos debían pensar que huía de allí.
Me llevaría dos días a pie llegar a la Fortaleza, así que me dirigí a los campos de los hipos de caza.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Capítulo 23

Capítulo 33

Capítulo 9